fbpx

Llegó el momento de inmortalizar tus recuerdos y no sabes si elegir un álbum digital o un álbum impreso de fotos o álbum fotográfico. En este artículo te ayudamos a solucionar ese problema contándote las siete diferencias entre álbum digital y fotográfico.

Cabe destacar que es frecuente confundir álbum digital y fotolibro, debido a que al final se trata de una serie de publicaciones, creadas por el propio usuario o por una persona profesional, los cuales compilan una serie de fotografías.

Y es que es muy importante realizar buenas fotos para que nuestros recuerdos queden inmortalizados. También, es fundamental elegir el lugar en el que quedarán nuestras fotos para el recuerdo.

Ahora bien, existen una serie de cuestiones que muestran la diferencia entre álbum digital y fotográfico.

En función de la finalidad que le queramos dar a nuestro álbum digital o fotográfico, existen diferencias. Los materiales con los que se fabrican, las dimensiones de ambos y técnicas de producción definen la diferencia entre álbum digital o fotográfico.

El tipo de hoja como diferencia entre álbum digital y fotográfico

Diferencia en el número de páginas de un álbum digital y un fotolibro

Nada más tener en nuestras manos nuestro álbum digital o nuestro álbum fotográfico, percibimos una diferencia más que evidente: el tipo de papel con el que es impreso cada uno de los productos.

El soporte o el tipo de papel con el que están imprimidas las fotografías es la principal diferencia. Se trata de una cuestión que influye sobre todo en la cantidad de páginas que pueda tener el resultado impreso.

Diferencia entre álbum digital y fotográfico, las fotografías que contienen.

En el apartado anterior comenzamos hablando de la diferencia entre el tipo de papel con el que está impreso cada producto.

Se trata de una característica diferenciadora. No sólo influye al material con el que está impreso, sino que también influye con la cantidad o número de fotos que podrás incluir en cada uno de ellos.

En el caso de los álbumes se imprimen en papel estucado o papel recubierto. Se trata de un papel que en su exterior se encuentra recubierto por una única capa o varias de producto. Esto le aporta diferentes cualidades.

Entre estas cualidades destacamos: el peso, la superficie, el nivel de brillo a la vista o la reducción a la absorción de tinta.

Por norma general, este estucado es un compuesto de carbonato de calcio o caolín, lo que le confiere una alta calidad de impresión, muy usado en la industria editorial, en la de artes gráficas y de empaques.

Crea tu ábum digital con fotos de tu móvil

La principal ventaja de este tipo de papel es que tarda mucho tiempo en oxidarse, por lo que su calidad perdurará aún más con el paso del tiempo. Se suele imprimir en álbumes digitales con un gramaje superior a 500 gramos.

Otro material con el que podemos imprimir nuestro álbum digital es con papel fotográfico, puesto que con ambos materiales obtendremos unos lienzos mucho más rígidos y un grosor del lomo del álbum digital de bastante relevancia.

Por todo lo nombrado, destacamos que otra diferencia entre álbum digital y fotográfico es la limitación existente en referencia al número de páginas, que por regla general no llegan a 100 en el caso del álbum digital.

¿Es la flexibilidad y el grosor una diferencia entre álbum digital y fotográfico?

Si tu respuesta es afirmativa, estás en lo correcto. La tercera diferencia entre álbum digital y fotográfico radica en su flexibilidad y en el grosor de sus páginas.

Diferencia entre álbum digital y fotográfico por el tipo de hoja

Los fotolibros o álbum fotográfico, por lo general se elaboran con un papel similar al que traen consigo los libros de arte. Estos cuentan con un gramaje de entre 150 y 200 gramos el metro cuadrado.

Este material le aporta a nuestro álbum fotográfico o fotolibro una mayor flexibilidad con respecto al álbum digital y un grosor menor.

Ambas características dan como consecuencia que puedes diseñar un libro de fotos o álbum digital con hasta 200 páginas, pudiendo incluir una gran cantidad de imágenes.

Los tipos de impresión son otra diferencia entre álbum digital y fotográfico

Otra de las cuestiones en las que incide el tipo de papel es en la técnica de impresión. Cada producto necesita de una técnica de impresión distinta.

En el caso del álbum digital el resultado será muy parecido al de las fotografías reveladas con químicos que tradicionalmente poseemos. Para realizar esta impresión, se utilizan equipos de impresión láser RGB (sistema usado en fotografía profesional).

Del otro lado se encuentra la impresión de los fotolibros o álbum fotográfico. Los cuales por el contrario, cuentan con una impresión que se realiza con prensas digitales con tintas electro-ink.

Esto último da como resultado un producto que se parece bastante a un libro ilustrado proveniente de una imprenta.

Álbum digital photo

La quinta diferencia entre álbum digital y fotográfico es la encuadernación

Otra de las principales diferencias entre álbum digital y fotográfico es el tipo de encuadernación.

Para los álbumes digitales utilizamos el sistema de apertura plana o lay-flat, el cual permite abrir el libro en 180 grados. De esta forma no se pierde ni una pulgada de imagen en el centro del producto. Garantía de Snappybook.

Por otra parte, para los álbumes fotográficos o fotolibros, utilizamos un método estándar también llamado Perfect-binding. Con este método las páginas y la cubierta se pegan juntas en el lomo con una goma térmica fuerte. Sin embargo, no se pierde la flexibilidad. 

Snappybook usa un pegamento de gran resistencia que permite abrir el libro sin que las hojas sufran despegue. Este pegamento se conoce como PUR (Poly Uretano Reactivo).

¿Y las tapas?

Cierto, estás ante la sexta diferencia. En lo referente a las tapas, hay que destacar que las de los álbumes digitales son rígidas y extragruesas.

Añadiendo el sistema de encuadernación del apartado anterior, esto ofrece al álbum digital una mayor comodidad. A la hora de dejar abierto tu álbum sobre cualquier superficie, no perderás la página por la que ibas admirando nuestras fotos.

Ahora puedes dejar tu álbum digital abierto sobre la mesa para que tus visitas puedan visualizarlo, el producto no sufrirá.

Álbum digital basic abierto

En el caso de los álbumes fotográficos o fotolibros las tapas pueden ser tanto flexibles como rígidas. Se suele utilizar cartón reciclado cubierto con papel fotográfico en éstas últimas. Podrás crear unas portadas muy llamativas.

Las cubiertas o tapas flexibles en cambio, se imprimen directamente. Luego se les aplica un laminado brillante, ofreciéndole una gran protección frente a arañazos.

Atentos a la séptima diferencia entre álbum digital y fotográfico

Bueno en realidad hablaremos de dos diferencias, por un lado el formato y por el otro el precio.

En cuanto al álbum digital, contamos en Snappybook desde el basic de 21×28 cm desde 24 euros al premium, cuales formatos puedes consultarlos en nuestra página web.

Los formatos más habituales de los fotolibros son las opciones de tamaño más reducidas. En Snappybook ofrecen dos formatos cuadrados, de 20×20 cm y 30x30cm; así como dos horizontales, de 21×14 cm y 33×28 cm, y uno vertical, muy demandado, de 20×25 cm.

Diferencia en el formato entre álbum digital y fotolibro

En cuanto a lo que precios se refiere, no existe una gran diferencia entre los dos productos si comparamos ambos de formatos parecidos.

Si entras en nuestra web Snappybookpodrás comprobar que el precio de un álbum digital basic es muy parecido al de un libro de fotos de cubierta rígida. No obstante, recuerda que los libros de fotos cuentan con menos capacidad para fotografías en su interior.

A %d blogueros les gusta esto: