La fotografía, como todo en esta vida, tiene sus trucos. Si nos centramos exclusivamente en los reportajes de Comunión, donde el modelo es un niñ@, estos consejos son más específicos.

Tengas cámara réflex, compacta o de smartphone, si eres aficionado a la fotografía al que le gusta aprender y próximamente tienes un evento, esta ayuda te puede ser muy útil.

Evita fotografiar en interior si quieres buenos resultados

¿Quieres disparar buenas fotos en interior? Pues sin un equipo adecuado y un amplio conocimiento en iluminación es muy difícil obtener buenos resultados, por lo que te recomendamos que busques bonitos exteriores. Si por el contrario controlas los focos, el fotómetro, entiendes de obturación… ¡enhorabuena, no eres tan principiante como creías!

¡Fotografiar en exterior es más fácil!

En lo posible evita las horas en las que el sol está más alto (mediodía). La luz es más fuerte y provoca sombras muy marcadas. La mejor hora es por la mañana (no muy tarde), pero tampoco es mala hora el atardecer, aunque el modelo estará más cansado y habrá más personas que entorpezcan tu trabajo.

Diviértete jugando con los encuadres

Existen diferentes encuadres en fotografía. No te limites a hacer siempre lo mismo y alterna entre disposición vertical u horizontal que te dará más juego a la hora de diseñar un álbum de fotos, escoger varias para imprimir copias, crear un canvas que decore tu hogar…

Principales planos en fotografía

Hay multitud de planos posibles, pero los más utilizados para este tipo de reportajes son:
• Plano general (Vemos todo el cuerpo. Ideal para situar al modelo en un fondo que ensalce la foto).
• Plano americano (Desde la cabeza hasta las manos. Menos de fondo y más protagonismo del modelo).
• Plano medio (se ve desde la cabeza hasta el pecho, ideal para retrato).

Aprende día a día, ¡experimenta!

No tienes porqué centrar siempre al protagonista (prueba a colocarlo a ambos lados del decorado o de elementos decorativos).

Cuando realices retratos coloca la altura de la cámara enfocando hacia el tronco del modelo (son más pequeños que nosotros por lo que tendrás que agacharte para que no se deforme la imagen).

¡No realices el encuadre final con la cámara! Puedes dejar un poco más de imagen a los lados de tu composición y así tendrás más material para una edición más meditada (podrás probar diferentes encuadres, ampliar zonas concretas…)

Saca partido al zoom de tu cámara

Si realizas zoom con el objetivo de una cámara réflex conseguirás retratos espectaculares (la cara del modelo quedará en primer plano y el fondo se desenfoca) También puedes simular esta técnica acercándote físicamente al modelo. Pero si haces zoom con un móvil, lo más probable es que este sea digital y perderás mucha calidad, evita su uso en lo posible.

A %d blogueros les gusta esto: