¿Piensas que imprimir una foto en gran formato es muy caro? ¿Necesitas una imagen de grandes dimensiones pero te preocupa que resulte muy pesada y sea difícil sujetarla a la pared? Si tienes estas dudas es porque no conoces todavía las ventajas de la impresión de fotos en PVC.

¿Qué es el PVC y cuáles son sus ventajas?

Este es un soporte ultraligero, fabricado a partir de un material plástico muy resistente, pues se trata de PVC expandido, especialmente preparado para la impresión.

Fue patentado hace más de 30 años y desde sus inicios se posicionó como un material idóneo para la producción de carteles, rótulos y maquetas gracias a su facilidad de manejo y corte, así como a su calidad de reproducción.

Ventajas del PVC

Su resistencia es muy alta, pues mantiene su forma y la estabilidad del color aún en ambientes húmedos. Es a prueba de rayones, y a pesar de su ligereza es sólido y firme, por lo que resulta adecuado para montajes livianos y pantallas temporales.

Por si estas ventajas no fueran suficientes, es además un material económico, que permite hacer piezas de gran formato a precios muy accesibles.

PVC para decoracion

Se imprime directamente sobre el sustrato con tintas UV. Que resisten a la exposición a la luz solar, y tiene un acabado de aspecto mate, que evita los reflejos característicos de las superficies brillantes.

Puedes colgarlo fácilmente en la pared, incluso sobre terminaciones irregulares o difíciles, como los mosaicos.

«Material ligero, libre de complicaciones»

No necesita de sistemas de fijación muy complicados, pues gracias a su escaso peso podrías sujetarlo simplemente con cinta adhesiva, dependiendo, claro está, del tamaño de la impresión.

Y si quieres suspenderlo del techo, no tendrás que preocuparte porque la foto se curve o pandee, pues es un soporte rígido que conserva muy  bien su forma.

Impresión de fotos en PVC para uso comercial

Si tienes un local comercial y quieres resaltar sobre tu competencia, o vas a asistir a una exposición comercial y necesitas un material ligero y de gran calidad para mostrar tu producto en todo su esplendor, la impresión de fotos en PVC puede ser lo que necesitas.

Gracias al sistema de impresión digital, que prescinde de planchas y fotolitos, y al bajo coste del material, puedes realizar pequeñas tiradas de avisos para exterior o interior, materiales para el punto de venta o exhibidores.

«Perfecto para impresiones de gran tamaño»

Asimismo, si necesitas una impresión de gran tamaño para una falsa pared o backing de gran calidad y definición. Este soporte es el indicado.

Con él puedes crear colgantes que se suspendan desde el techo hasta el piso, sujetos con hilos de nailon.

Para exhibir tus fotos de producto de una manera muy llamativa. Igualmente estos paneles te permitirán crear divisiones. Para dirigir el tránsito dentro de tu tienda o estand comercial. Y señalizar los distintos espacios.

Con respecto a su vida útil, tenemos muy buenas noticias para ti, porque puede durar hasta tres años si se usa en exteriores. Y mucho más si lo mantienes en espacios bajo techo.

Impresión de fotos en PVC para la decoración del hogar

Pero la impresión de fotos en PVC no solo es adecuada para el uso profesional. Sino que también puedes sacar provecho de ella para tus proyectos particulares.

Por ejemplo, ahora que se acerca diciembre. ¿Has pensado en hacer un decorado de fondo para tu belén, que sea fácil de almacenar y le de un toque especial a tu decoración navideña?

Puedes imprimir imágenes de paisajes de la zona. Y olvidarte de los complejos montajes con casas y otros elementos corpóreos, que son muy aparatosos.

Simplemente coloca las figuras en una mesa y crea una escenografía plana, colgando las fotos de PVC en la pared posterior. Y un par de impresiones apoyadas en la mesa, para delimitar el área.

Otros usos del PVC

También puedes usarlo para decorar una fiesta infantil y colocar fotos de sus personajes favoritos en las paredes.

Si imprimes paneles grandes, puedes hacer un bonito montaje para la mesa del pastel, colocando las figuras como fondo. Luego podrás reutilizar esas imágenes para animar el cuarto de los peques.

Y no solo en las paredes, como es un material resistente y fácil de limpiar. Puedes ubicarlo en el piso, como una especie de alfombra donde tus hijos puedan jugar.

Anímate con un diseño de calles o pistas de carreras, para que usen sus coches de juguete. O crea un tablero de Twister personalizado o un mini campo de fútbol para el patio.

«Producto versátil y polifacético»

Este soporte es muy versátil por lo que atrévete a dar rienda suelta a tu imaginación y crear toda clase de elementos decorativos o utilitarios que le impriman un carácter único a tus espacios.

Si te asustan los proyectos grandes, puedes empezar imprimiendo cuadros con los dibujos de los niños. Transformando sus creaciones en auténticas obras de arte. Que merecen estar expuestas en las paredes del hogar.

Igualmente puedes hacer cuadros para la cocina con fotos de ingredientes. 

Reproducción de carteles publicitarios vintage. O por qué no, una versión castiza de las latas de sopa Campbell con un producto local. Sin duda llamarán la atención de todo aquel que entre en tu cocina.

Por su coste accesible, las fotos en PVC son perfectas para crear elementos decorativos innovadores y muy originales. Sin necesidad de descalabrar el presupuesto familiar.

Algunas consideraciones previas a la impresión en PVC

Para que todos tus proyectos lleguen a buen término y consigas los resultados esperados, es necesario que tomes en cuenta algunos aspectos técnicos antes de imprimir tus fotos en PVC.

Resolución de las imágenes

En primer lugar debes prestar atención a la resolución de las imágenes, pues como se trata de impresiones en grandes formatos, estas tienen que ser de calidad.

Las fotos deben tener una resolución mínima de 150 ppp (punto por pulgada) al 100% del tamaño de impresión final.

Gama cromática

Por otra parte, asegúrate de convertirlas al modo de color CMYK. Por lo general los ordenadores y cámaras de fotos trabajan con el formato RGB.

Mientras que el primer sistema considera como colores primarios el cian, magenta, amarillo y negro. El modo RGB usa el rojo, verde y azul.

Esto puede generar algunas variaciones en los tonos o intensidad de los colores que vemos en pantalla.

Frente a los que se imprimirán, por la conversión que el equipo de impresión se ve forzado a realizar.  Por eso es preferible ajustarlos previamente, con los parámetros de la impresora.

Todos los programas de diseño y edición de fotos permiten hacer esta conversión. Por ejemplo, en Photoshop puedes hacerlo accediendo al menú Imagen/Modo/Color CMYK.

Pero si no te quieres complicar la vida porque no tienes ninguno de esos softwares instalados, siempre puedes buscar opciones gratuitas online, como las que encontrarás en rgb2cmyk.org

Añade siempre un pequeño margen

Para evitar la pérdida de imagen en la impresión, es recomendable dejar aproximadamente 0,5 cm de sangrado por cada lado. Es decir, añadir un pequeño margen extra, para evitar que se corte algún detalle de la fotografía.

Preferiblemente guarda tus archivos en formato .tiff, para que no haya pérdida de información y conserves toda la calidad de la foto.

Formatos disponibles

En Snappybook puedes realizar impresiones de fotos en PVC en una amplia variedad de tamaños. En formato vertical están disponibles las medidas de 37 x 50 cm. 50 x 70 cm, 70 x 100 cm, 100 x 150 cm y 150 x 200 cm.

Pero si prefieres una imagen cuadrada puedes imprimir en 50 x 50 cm. 70 x 70 cm y 100 x 100 cm.

Asimismo debes seleccionar el grosor del soporte, de acuerdo a la rigidez que necesites. Hay un PVC de 5 mm y otro de 10 mm indicado para imágenes grandes que requieren mayor firmeza.

«Realza tus cuadros con colgadores metálicos»

Y aunque ya hemos dicho que el material es muy ligero y puede fijarse a la pared incluso con cinta adhesiva fuerte.

Si quieres mayor seguridad puedes utilizar los colgadores metálicos o los bastidores, para darle mayor realce a tus cuadros.

Si optas por los colgadores autoadhesivos, deberás previamente limpiar la superficie con alcohol, para retirar cualquier resto de polvo o grasa, y esperar a que se evapore.

Decorar con PVC Paredes

Luego, coloca el colgador, ejerciendo presión durante el proceso de pegado, y déjalo secar durante 24 horas antes de instalarlo en la pared.

Tipos de colgadores

Hay tres medidas de colgadores de metal, que se adecúan al peso total de la impresión. Así, el de 5 x 5 resiste hasta 1,5 Kg de peso.

Mientras que el de 10 x 10 cm soporta hasta 6 Kg. Y el de 10 x 20 tiene una resistencia de hasta 12 Kg.

Con los bastidores no solo tendrás un buen soporte sino que además podrás generar un efecto de suspensión. Pues separan el cuadro de la pared.

Los de madera tienen un grosor de 2 cm, mientras que los de metal dejan un espacio libre de 1,5 cm.

Fotos PVC en Madera

Estos últimos funcionan también como riel y pueden usarse para colgar tus cuadros desde el techo.

En ambos casos se dejará un volado de 10 cm para crear el efecto de que el cuadro se separa de la pared y darle una mayor protagonismo.

A %d blogueros les gusta esto: